La Mafia del Poder vive y quiere regresar en 2021



#LaCuartaTransformaciónVa


Nos dice el presidente de México, que ya no puede referirse a este grupo de poder, como lo hacía en el pasado.

"La Mafia del Poder" fue una etiqueta que López Obrador creó para definir el contubernio entre los poderes político y económico, durante el periodo neoliberal.

Como presidente del país, ya no puede usar ese término, aunque los integrantes de ese pequeño círculo poderoso, aún se encuentran en actividad, en un intento por desacreditar al gobierno de la Cuarta Transformación.

Hoy, López Obrador fue claro al señalar el hecho de que, con el fraude electoral del 2006, que llevó a la presidencia al espurio Felipe Calderón, México se precipitó en la espiral de violencia y muerte, de la que apenas comienza a salir.

La irreflexiva e irresponsable declaración de guerra al narcotráfico, sin plan definido, sembró el caos y la destrucción en el país.

Trece años de mala suerte o desventura para una sociedad que no pudo detener a tiempo al neoliberalismo que saqueo y envileció a la nación.

En otros momentos del pasado, lo mínimo que podían hacer estos personajes, al perder el poder, era salir del territorio nacional, rumbo al exilio autoimpuesto.

Vivir del producto del dinero mal habido, lejos del país al que causaron daño.

Pero en el México actual, donde los viejos políticos carecen de ética y valores personales, no solo permanecen en sus domicilios de siempre. Tienen la desvergüenza de hacer política e intentar recuperar el poder perdido, para seguir medrando en beneficio propio y del de sus amigos, quienes conforman la aún existente Mafia del Poder.

Vemos en redes sociales como personajes como Vicente Fox, Felipe Calderón, Claudio X González, Gustavo de Hoyos Walther, Diego Fernández de Cevallos, entre otros, se dedican diariamente a descalificar, sin argumentos sólidos a un gobierno que rectifica el rumbo, intentando dar garantías, paz y seguridad a todos los mexicanos.

Son los representantes de esos poderes reales y fácticos, que se dedicaron al saqueo de las arcas nacionales por décadas, los que hoy dicen defender las banderas de la democracia, ante una Cuarta Transformación que les estorba y a la que nos pintan por lo mismo, del color más negro posible.

Esta gente pretende espantar a los mexicanos, principalmente a los jóvenes, a quienes considera inexpertos y por lo mismo, fáciles de manipular.

Hace pocas semanas, desencadenaron una campaña, asegurando que el país entraría en recesión económica en cuestión de días.

Los informes que da el INEGI, respecto al comportamiento económico en el país durante el segundo trimestre del año, desmintieron el infundio.

Todo era mentira. No había elementos reales para anticipar un deterioro económico.

Pero el fin de este grupo de privilegiados no es tener la razón. Su intención real es ir restando credibilidad en el gobierno, poco a poco.

Sembrar dudas, por medio de sus periodistas "chayoteros", es la estrategia conservadora. Dudas que se conviertan en votos a su favor en las elecciones intermedias del dos mil veintiuno.

No les funcionó la trampa de la recesión. Los hechos los desmintieron.

Ahora van a hablar una y otra vez, de "desaceleración" económica.

Esto es, estamos creciendo, pero no tan rápido como necesita el país.

En algunas áreas de la economía esto puede ser cierto. Pero no es algo que preocupe al gobierno. Se están tomando medidas para impulsar el crecimiento económico.

La Mafia del Poder, perdió la mitad de su fuerza con la llegada de la Cuarta Transformación. Mantiene su fuerza económica, pero perdió el poder político.

Esa ilimitada disposición de efectivo y recursos, le permite pagar a medios de comunicación y periodistas que mantienen la práctica "chayotera", para que difundan sus campañas sucias en contra del gobierno del cambio.

Quieren recuperar parte del poder perdido, en las siguientes elecciones y para ello, necesitan fabricar un ambiente de insatisfacción social, en base a noticias falsas.

Los casos de la ampliación de mandato para el gobernador de Baja California y la mal llamada "ley garrote" en Tabasco, nos los presentan a través de los medios de difusión que controlan, como fallas atribuibles al gobierno federal, no obstante que son situaciones locales, que tienen que ver por la vida y las decisiones de las autoridades de esos estados.

Se trata de un engaño más, para atrapar incautos.

La Mafia del Poder está viva y trabajando permanentemente en defensa de sus privilegios.

Se presenta ahora como defensora de la democracia y las garantías individuales, cuando fue cómplice o actora en los actos de represión y violencia que se dieron durante el neoliberalismo.

Dice defender a las instituciones del Estado, cuando en el pasado, uso a esas mismas instituciones como cuchara, para servirse de las arcas públicas, en beneficio propio.

Quiere ser representante popular, creyendo que convencerá y manipulará, una vez más, a una sociedad que maduró y la ve con resentimiento y recelo.

Esta clase político-económica a la que pertenecen Fox, Calderón, Fernández de Cevallos y los demás señalados, seguirán machacando una y otra vez en redes sociales y medios informativos a su servicio, sobre supuestas deficiencias en el gobierno de López Obrador.

Y pueden hacerlo, porque hoy existe verdadera libertad de expresión en el país.

Aún la difusión de rumores y mentiras por parte de los conservadores derrotados, está garantizada.

Queda al pueblo sabio, al México maduro, naciente del pasado proceso electoral, decidir quién habla con la verdad, por un lado, y qué información es digna de terminar su camino en el cesto de la basura.

Para muchos mexicanos es evidente que todo lo que sale de los expresidentes neoliberales, que no pudieron con el paquete durante su sexenio y que son culpables de la desastrosa situación que vive nuestro país, no puede ser bueno.

Tampoco puede ser provechoso, lo que difunden y defienden los empresarios favorecidos por los gobiernos del PRIAN. Ellos buscan el camino que los regrese a los tiempos de la corrupción y la impunidad.

Esta receta puede servir de mucho a quienes a veces dudan de la rectitud del gobierno del cambio: compara diferentes fuentes de información, pero sobre todo, ten en cuenta que los conservadores, por regla general, mienten y buscan solo el provecho de ese pequeño grupo, que se dedicó por décadas a saquear al país.

Después, determina de qué lado está la verdad y de qué lado de la Historia quieres estar.

Malthus Gamba