La Cuarta Transformación está haciendo historia


#LaCuartaTransformaciónVa


La conferencia mañanera de este día, tiene un significado especial, que la distingue de las anteriores.

Es cierto que en ocasiones pasadas, hemos sido testigos de acciones importantes que tienen que ver con el beneficio del país, o de ciertos sectores en específico. Asuntos de trascendencia internacional, como el problema de la aplicación de aranceles por parte del gobierno norteamericano, o la puesta en marcha de la Guardia Nacional, son bastante importantes, así como la implementación de los programas sociales.

Sin embargo, el día de hoy se dio información especial que tiene que ver con el futuro del país.

No estuvo solo el presidente en esta conferencia, ni fue protagonista único en la misma.

Los empresarios más importantes del país acompañaron al titular al ejecutivo en el evento.

El tema central tiene que ver con la satisfactoria renegociación de los contratos para transporte de gas y otros energéticos, vía ductos, firmados durante el periodo neoliberal, con significativo perjuicio para la hacienda pública mexicana.

La Comisión Federal de Electricidad había anunciado que con esa carga presupuestal, sería imposible que la paraestatal consiguiera retomar un rumbo sano y evitar el peligro de quiebra o incumplimiento de compromisos que la amenazaba.

El resultado de lo negociado, significa para la Comisión, un ahorro aproximado de cuatro mil quinientos millones de dólares. Una cifra que permite a la paraestatal iniciar un proyecto serio de crecimiento y al mismo tiempo, cumplir el compromiso presidencial de no incrementar las tarifas por suministro de energía eléctrica, a la población en general.

Se habla de una renegociación donde todos ganan. Los empresarios, mantienen la propiedad de los ductos, sin temor a una futura expropiación, además de aumentar en casos específicos el volumen contratado sobre transporte de gas. Ganan también, al ser "plana" la nueva tarifa acordada, pues esto significa que el pago se mantendrá uniforme durante la vigencia de los contratos y no con beneficios escalonados, como se firmó originalmente.

¿Qué otros beneficios logra la paraestatal?

Aparte de lo ya señalado, tiene posibilidad de brindar suministro eléctrico a las penínsulas de Yucatán y Baja California Sur. Con esto se corrige una deficiencia que afectaba a buen número de mexicano.

El problema de costo por la transportación de gas, se arregla satisfactoriamente, al acordarse tarifas más baratas de las que cobran las compañías norteamericanas.

En realidad es un acuerdo importante entre gobierno y empresarios.

Pero eso solo es una parte de lo que se anuncia este día.

Carlos Slim y Carlos Salazar Lomelí, dueño de Grupo Carso, el primero y presidente del Consejo Coordinador Empresarial, el segundo, fueron claros respecto a las políticas económicas que impulsa la Cuarta Transformación. Son las acertadas y van por un camino donde todo se desarrolla con pulcritud y transparencia.

Aquí hay que recordar algo que manejan los grupos conservadores, en sus ataques sistemáticos al proyecto de cambio.

Uno de sus argumentos más socorridos, es el de que los empresarios necesitan certeza financiera para invertir en proyectos nacionales.

Carlos Slim desmintió hoy este sofisma. Señaló que para los dueños del dinero, la certeza no es factor importante. Lo que realmente requieren y es la razón que mueve toda inversión, es la demanda.

Si la sociedad demanda bienes y servicios, los empresarios inmediatamente buscan las formas adecuadas para invertir y satisfacer esa necesidad.

Y esto lo reafirma el hecho de que Grupo Carso, no haya tenido interés en el pasado y en nuestro presente, para cubrir las necesidades del servicio de internet, en la mayor parte del territorio nacional. No hay fuerte demanda en poblaciones pequeñas. No es negocio.

Es por eso que el Estado debe brindar el servicio por cuenta propia, no considerando como un negocio el proyecto, sino como una obligación social.

Slim también señaló que el hecho de que el crecimiento este cerca del cero, no es factor importante para los empresarios. Ese hecho es secundario. Lo importante para ellos, es que se están dando los pasos correctos para impulsar grandes desarrollos en el país.

López Obrador, ratificó lo dicho por el empresario mexicano. Comentó que la refinería en Dos Bocas, Tabasco, el proyecto en el Istmo de Tehuantepec, el Tren Maya en la zona sur del país y el aeropuerto en Santa Lucía, son piezas fundamentales para el plan de desarrollo que impulsa la Cuarta Transformación.

Esta nueva visión nacional, tiene como fundamento la participación de capital público, privado y social. Es un impulso económico, en el que todos los sectores sociales tienen participación. En el Istmo de Tehuantepec, solo se aceptará capital nacional, por ser un proyecto de carácter estratégico.

Existen pláticas entre gobierno y empresarios, para detonar un plan de inversión en infraestructura, que signifique el despegue del país hacia un desarrollo real en más de ciento treinta proyectos potenciales.

La Cuarta Transformación, no es un membrete de gobierno, como se acostumbraba en el pasado. Son acciones reales, en las cuales estamos involucrados todos.

Salir de la dependencia extranjera y crear industria nacional, es la mejor manera de enfrentar los riesgos financieros que amenazan actualmente a todos los países del mundo.

Será interesante ver, lo que sucede en adelante con el pequeño grupo empresarial, encabezado por Claudio X González Guajardo y Gustavo de Hoyos Walther. Son enemigos declarados de la Cuarta Transformación, pero se están quedando cada día más solos y sin posibilidad de ganar su pleito contra el gobierno.

Carlos Slim dijo algo interesante al respecto. Los empresarios, buscan permanentemente las oportunidades en cualquier tipo de mercado. Es indispensable hacer presencia cuando se abren nuevas posibilidades, porque dejando pasar esos momentos, se pierde la ocasión para obtener ganancia y se permite que otros competidores hagan suyos esos espacios.

Hoy es un día histórico, porque por palabras del presidente López Obrador, sabemos a qué le está apostando la Cuarta Transformación en el terreno económico. Son cuatro puntos que se complementan y forman una sólida estructura: apoyo a la economía familiar, como el aspecto fundamental; apoyo a proyectos estratégicos y específicos; apoyo a la inversión privada; apoyo a la inversión extranjera.

En ese orden de importancia, se moverá el país, para su desarrollo integral.

No más apuestas a rematar los recursos naturales de la nación. No más bajos salarios para atraer inversión extranjera. La idea es apostar al desarrollo de una nación que aproveche todas sus posibilidades, en beneficio de los mexicanos que votamos por el cambio.

Malthus Gamba